El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas Bach, anunció que el organismo destinará una partida de hasta 800 millones de dólares a hacer frente a los sobrecostes del aplazamiento a 2021 de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Hasta 150 millones de esa cantidad se repartirán entre los distintos grupos del Movimiento Olímpico, en concreto a las federaciones internacionales y los comités olímpicos nacionales, «para que continúen con sus actividades y sus programas de apoyo a los deportistas».